encabezado

¡A vivir la vejez!

Fecha de publicación: 2014-03-28, Por Alejandro Horta - Encargado Técnico - Centro de Terapia del Comportamiento

Recuerdo cuando hace algunos años se transmitió un reportaje en televisión que causó gran revuelo. En ese programa se presentaba a la denominada “abuela Tunick”, aquella señora que, formó parte de muchos chilenos que posaron desnudos para el afamado fotógrafo; en este caso uno de los temas que más llamaba la atención era su edad pues se trataba de un “adulto mayor”.

También pienso en aquellos abuelos que han participado activamente en las marchas y protestas organizadas por el movimiento estudiantil: normalmente se habla que los procesos de cambio social son empujados por los jóvenes, sin embargo sus abuelos han estado allí apoyándolos activamente.

Asimismo, cada día se aprecian más personas que superan los 60 años y que practican diversas actividades deportivas, que viajan por diversas localidades, que estudian, que bailan, que usan nuevas tecnologías. Cada vez es más frecuente encontrarnos a nuestro alrededor, con personas “mayores” que contradicen lo que hasta hace algunos años parecía ser la visión comúnmente aceptada respecto a quienes llegaban a la etapa de la vejez: se suponía que tenían que llevar una vida reposada, correspondiente a la edad que tenían; venía a la mente la imagen del abuelo o la abuela con abrigo, chal y bufanda, durmiendo en la mecedora; como una sentencia, llena de prejuicios y de ideas preconcebidas que, a la luz de los ejemplos mencionados, parecen eso, prejuicios.

Si bien el envejecimiento es una realidad, un proceso natural, y con el paso del tiempo es esperable que en algunos parámetros nuestro rendimiento pueda verse disminuido, esto no siempre significa una limitación inhabilitante. Es así como cada día podemos percatamos del aumento de las expectativas de años de vida y las mejoras en las condiciones de vida. En este sentido muchas veces la forma en que pueda ser llevada y entendida la vejez depende más de cómo sea percibida y vivida por cada persona (donde influyen sus expectativas, prejuicios, deseos y creencias), que de la vejez misma. La vejez puede ser una etapa para disfrutar, vivir nuevas experiencias, reír, desarrollar habilidades, amar, asociarse, compartir con otras personas, continuar aprendiendo en este viaje llamado vida.

Siempre tenemos la posibilidad de escribir nuestra historia y esta posibilidad no tiene una fecha de vencimiento pre-establecida. Depende de cada uno.




 
Providencia (casa matriz)

Alfredo Barros Errázuriz 1953 - Oficina 403
Metro Estación Pedro de Valdivia
Providencia, Santiago - Chile
Teléfono: 22 411 73 73 | E-mail: centro@terapia.cl



Ver Boletas Electrónicas

Santiago Centro

San Antonio 385 Of. 901 - Santiago Centro
Metro Estación Plaza de Armas
Santiago Centro - Chile
Teléfono: 22 420 19 00 | E-mail: centrosantiago@terapia.cl

Viña del Mar

Avenida Valparaiso 585 Of. 801 - Edificio Plenocentro
Metro Estación Viña del Mar
Viña del Mar - Chile
Teléfono: 32 246 51 20 | E-mail: centrovina@terapia.cl

 

  Neurologia adulto | Neurologia infantil | Terapia familiar | Terapia de parejas | Terapia ocupacional | Deficit atencional | Deficit atencional en adultos | Nutricionista santiago | Nutricionista valparaiso | Psicologia valparaiso | Psicologos infantiles  
  CETEC © 2012 | Todos los derechos reservados - Admin