encabezado

¿Es malo decirles NO a los hijos?

Fecha de publicación: 2012-04-20, Por Alejandro Horta Lagos

En ocasiones resulta difícil determinar el modo adecuado para relacionarnos con nuestros hijos.
A veces para que no vivan lo que nosotros vivimos, para evitarles sufrimientos, o bien para demostrar lo buenos que somos, podemos caer en la tentación de transformarnos en padres “buena onda” que tratan de consentir en todo a sus hijos y donde decir “no” se convierte en algo así como un tabú, o como el posible origen de un trauma.

Muchas veces nos encontramos con niños que parecieran no tener límites: comen lo que quieren comer, se bañan cuando quieren, se acuestan a la hora que ellos determinan, no respetan las normas del hogar. Parece que esta libertad terminara transformándolos en pequeños dictadores ante los cuales la familia tuviera que aprender a adaptarse, a fin de evitar su irritación, respetar su libertad o bien para no causarles sufrimiento. En este sentido parece que hubiera que dejarlos libres, aunque esa libertad pudiera restringir la libertad de los demás miembros de la familia, que deben moldear sus normas y hábitos. Al respecto es importante recordar que si bien todos aspiramos y buscamos ser libres, para vivir en comunidad debemos aprender que nuestra libertad llega hasta donde comienza la de los demás.
Es así como en la crianza de los hijos resultan relevantes los límites. Porque si bien en un primer momento pueden entenderse como un no, como algo que impide ejercer la libertad o hacer algo que entregaría felicidad o placer, cuando es aplicado con criterio, de manera consistente y explicado (según el nivel de desarrollo del hijo) se convierte en una demostración de cariño y preocupación: en este caso el límite se establece a alguien por quien se tiene aprecio.
Al respecto, es importante tener en consideración lo siguiente al momento de establecer límites con los hijos:

  • Siempre que sea posible (oportunidad, nivel de desarrollo del hijo) explicar las razones de un no o de un límite (Por qué se establece el límite). Es importante utilizar un lenguaje adecuado.
  • Ser consistentes en la aplicación de los límites (aplicarlos siempre que se den las mismas condiciones, de la misma forma y por todos los integrantes de la familia).
  • Dar a conocer las normas o hábitos que tenemos como familia.
  • Debemos respetar los límites que establecemos (somos modelos para nuestros hijos)
Como padres tenemos la responsabilidad de velar por el bienestar de nuestros hijos. La idea es que ellos puedan ir incorporando estos límites y el día de mañana puedan establecer sus propios límites y normas en la medida que les hagan sentido y les sean de utilidad.




 
Providencia (casa matriz)

Alfredo Barros Errázuriz 1953 - Oficina 403
Metro Estación Pedro de Valdivia
Providencia, Santiago - Chile
Teléfono: 22 411 73 73 | E-mail: centro@terapia.cl



Ver Boletas Electrónicas

Santiago Centro

San Antonio 385 Of. 901 - Santiago Centro
Metro Estación Plaza de Armas
Santiago Centro - Chile
Teléfono: 22 420 19 00 | E-mail: centrosantiago@terapia.cl

Viña del Mar

Avenida Valparaiso 585 Of. 801 - Edificio Plenocentro
Metro Estación Viña del Mar
Viña del Mar - Chile
Teléfono: 32 246 51 20 | E-mail: centrovina@terapia.cl

 

  Centro de Salud Mental | Psicologos Santiago | Psicologos Providencia | Psicologia Valparaiso | Psicologia Viña del Mar | Psicologos Infantiles | Neurologia Adulto | Neurologia Infantil | Terapia Familiar | Terapia de Parejas | Terapia Ocupacional| Deficit Atencional | Deficit Atencional en Adultos | Nutricionista Santiago | Nutricionista Valparaiso |  
  CETEC © 2012 | Todos los derechos reservados - Admin