encabezado

La Crianza: Una Tarea Nada Fácil

Fecha de publicación: 2018-04-09, Por Marcela Ojeda / Psicóloga Infanto-Juvenil / Sucursal Santiago Centro / Centro de Terapia del Comportamiento

A nadie le enseñan a ser padres, es algo que vamos aprendiendo en el camino y no es en lo más mínimo evidente. Al enfrentarnos con la maternidad/paternidad nos vemos confrontados con lo que hemos llegado a ser hasta ese momento; con nuestros logros, dificultades y por cierto con nuestros límites. Es aquí donde nuestros propios padres se erigen como modelos y aunque muchas veces no queramos repetir, lo hacemos, ya que el modelaje de nuestras principales figuras de amor cala profundo en nuestro ser y en nuestro aprendizaje.

En el siglo pasado había gran autoritarismo de parte de los adultos hacia los niños. Estos últimos no podían muchas veces ni siquiera hablar en la mesa, porque ese privilegio era para los adultos, principalmente para el padre quien ejercía su rol de autoridad en una sociedad patriarcal. Es así como en ese contexto lo que primaba era la represión a los deseos infantiles y posteriormente adolescentes, siendo la conquista de la libertad la tarea de los jóvenes.

A partir de la segunda mitad del siglo pasado, las cosas han cambiado. En muchos casos ambos padres trabajan dejando el cuidado de los niños y la crianza en terceros, tales como: el jardín infantil, colegio, la persona que los cuida, el ?afterschool?, etc. Ambos llegan tarde a casa y cansados y muchas veces temen poner límites a los hijos ya que los ven muy poco y experimentan culpa por dejarlos solos. Es entonces donde muchas veces llenan este vacío con objetos y sienten que no pueden normar y poner límites a sus hijos: ?lo veo tan poco rato, como lo voy a retar? o ?que me cuesta comprarle un regalito, si pasa solo en la semana?. Del mismo modo se privilegia una relación más horizontal con los hijos, lo cual contribuye a esfumar la diferencia de roles: Tú eres el hijo - Yo soy tu padre/madre, no somos iguales, sino que estamos en diferentes lugares subjetivos, por lo cual la relación no puede ser simétrica.

Es así como uno de los problemas actuales, en la crianza, es la falta de límites, formando sujetos que no conocen la frustración, están en la inmediatez, quieren las cosas aquí y ahora transformándose muchas veces en pequeños tiranos, que amenazan con escándalos cuando no son satisfechos.

Por todo lo anterior es que se hace necesario poner límite a nuestros hijos, poder normarlos, de manera democrática, dónde ellos también puedan participar y expresar sus ideas y sentimientos, sin olvidar que nosotros somos los padres, los adultos que finalmente decidimos. Y que al mismo tiempo que normamos construimos relaciones afectivas, fundadas en el amor y el respeto. Esto nos ayudará a tener hijos que sean independientes, seguros y felices y después puedan ser padres que también puedan poner a sus hijos límites con amor.




 
Providencia (casa matriz)

Alfredo Barros Errázuriz 1953 - Oficina 403
Metro Estación Pedro de Valdivia
Providencia, Santiago - Chile
Teléfono: 22 411 73 73 | E-mail: centro@terapia.cl



Ver Boletas Electrónicas

Santiago Centro

San Antonio 385 Of. 901 - Santiago Centro
Metro Estación Plaza de Armas
Santiago Centro - Chile
Teléfono: 22 420 19 00 | E-mail: centrosantiago@terapia.cl

Viña del Mar

Avenida Valparaiso 585 Of. 801 - Edificio Plenocentro
Metro Estación Viña del Mar
Viña del Mar - Chile
Teléfono: 32 246 51 20 | E-mail: centrovina@terapia.cl

 

  Neurologia adulto | Neurologia infantil | Terapia familiar | Terapia de parejas | Terapia ocupacional | Deficit atencional | Deficit atencional en adultos | Nutricionista santiago | Nutricionista valparaiso | Psicologia valparaiso | Psicologos infantiles  
  CETEC © 2012 | Todos los derechos reservados - Admin