encabezado

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Fecha de publicación: 2017-03-01, Por Paloma Guerra / Psiquiatra Infantil / Centro de Terapia del Comportamiento / Sucursal Santiago Centro

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una condición médica que afecta frecuentemente a niños y adolescentes, y que en muchos casos persiste en la vida adulta. Este trastorno se caracteriza por la dificultad de estas personas en regular la atención y/o controlar los impulsos y el nivel de actividad de manera adecuada a su edad y a las circunstancias.

Muchos niños que lo presentan no logran sostener la concentración a lo largo del tiempo en temas que no le despiertan gran interés y que exigen un esfuerzo sostenido, como por ejemplo las actividades escolares. El hecho de que dichas dificultades no se pongan de manifiesto frente a la televisión o a los juegos electrónicos (o incluso se focalicen en exceso en ellos), suele confundir a padres y educadores.

En otros niños predomina la conducta impulsiva y la inquietud motora, se mueven o hablan constantemente, interrumpen a otros, les cuesta esperar turnos y adecuarse a los tiempos de los demás. Todas estas características suelen traer como consecuencia una dificultad en el rendimiento escolar, en las relaciones con los compañeros, en la dinámica familiar y en la conducta en general.

Es uno de los trastornos neuropsiquiátricos más frecuentes en niños y adolescentes, en diferentes estudios a nivel mundial se establece una frecuencia del 3 al 5% en escolares, hay un predominio en varones sobre mujeres.

Si bien sus causas pueden ser múltiples, ya que hay varios factores a los que puede asociarse, en la actualidad se considera que es un trastorno de base neurobiológica. Algunos estudios de investigación han demostrado que ciertas sustancias llamadas neurotransmisores (sustancias que permiten la comunicación entre neuronas) muestran un desbalance en ciertas áreas del cerebro. El neurotransmisor que se encuentra alterado en este trastorno serí­a fundamentalmente la dopamina y la noradrenalina. Esta condición se debe, muy frecuentemente, a una predisposición genética heredada. Muchas veces luego de realizarse el diagnóstico en un niño se descubre que algún otro familiar (generalmente padres o hermanos) padece un problema similar. Aproximadamente un tercio de las personas con TDAH poseen un pariente cercano con dicho trastorno.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, se debe realizar por un profesional especializado en los trastornos infanto-juveniles. Los principales síntomas que se evalúan son el déficit de atención, la hiperactividad y la impulsividad.

Existen cuestionarios, test psicológicos y test psicopedagógicos complementarios que pueden realizarse para evaluar el nivel de funcionamiento cognitivo del paciente y de aspectos emocionales que puedan complicar el cuadro. Estas herramientas también pueden ser importantes a la hora de evaluar la presencia de otros cuadros psicopatológicos sobreagregados.

¿Cómo se trata el TDAH?

El objetivo del tratamiento no consiste en la "curación" de la disfunción, sino en el control de la misma, que permita reducir o eliminar los sí­ntomas y mejorar la calidad de vida del paciente y de su familia. El cuadro clí­nico del TDAH suele ser heterogéneo y con manifestaciones diversas, tanto en el tipo de sintomatologí­a, como en su intensidad, cronicidad y en el impacto en la vida del niño y su familia.

El tratamiento debe ser integral y multimodal, es decir con abordajes diferentes y complementarios en forma simultánea. Los diferentes abordajes que han demostrado eficacia son:

- La psico-educación, consiste en la enseñanza de las características del TDAH al paciente, la familia y sus docentes.
- La psicoterapia, especialmente con estrategias cognitivo-conductual.
- Entrevistas de orientación a padres, para desarrollar estrategias que permitan un mejor manejo del trastorno.
- El trabajo en la escuela, con el equipo docente, con estrategias de anticipación, personalización, fraccionamiento del material, tiempo extra, intervenciones en el aula, adaptación curricular, etc.
- Supervisión del estudio, apoyo extra-escolar, metodologí­a del estudio.
- Tratamiento psicopedagógico (si estuviera indicado).
- Tratamiento Psicofarmacológico




 
Providencia (casa matriz)

Alfredo Barros Errázuriz 1953 - Oficina 403
Metro Estación Pedro de Valdivia
Providencia, Santiago - Chile
Teléfono: 22 411 73 73 | E-mail: centro@terapia.cl



Ver Boletas Electrónicas

Santiago Centro

San Antonio 385 Of. 901 - Santiago Centro
Metro Estación Plaza de Armas
Santiago Centro - Chile
Teléfono: 22 420 19 00 | E-mail: centrosantiago@terapia.cl

Viña del Mar

Avenida Valparaiso 585 Of. 801 - Edificio Plenocentro
Metro Estación Viña del Mar
Viña del Mar - Chile
Teléfono: 32 246 51 20 | E-mail: centrovina@terapia.cl

 

  Centro de Salud Mental | Psicologos Santiago | Psicologos Providencia | Psicologia Valparaiso | Psicologia Viña del Mar | Psicologos Infantiles | Neurologia Adulto | Neurologia Infantil | Terapia Familiar | Terapia de Parejas | Terapia Ocupacional| Deficit Atencional | Deficit Atencional en Adultos | Nutricionista Santiago | Nutricionista Valparaiso |  
  CETEC © 2012 | Todos los derechos reservados - Admin