encabezado

Comenzando el año escolar luego de las Vacaciones

Fecha de publicación: 2016-04-27, Por Claudia Cárdenas / Psicóloga Infanto-Juvenil / Sucursal Viña del Mar / Centro de Terapia del Comportamiento

Luego de los relajados días de verano, comienza nuevamente otro año más. Marzo y Abril, son meses sumamente relevantes en la vida familiar, ya que niños y padres se están adaptando a lo que será un nuevo año escolar. La vuelta a clases después de unas extensas vacaciones suele ser emocionante y estresante a la vez.

Para muchos niños es el inicio de una nueva aventura en donde se dedican a hacer nuevas amistades y a disfrutar de los cambios; sin embargo, para otros niños las primeras semanas de clases resultan altamente duras. En muchos casos se provocan situaciones de estrés que se manifiestan con miedo, inseguridad o mucha angustia que pueden afectar el funcionamiento del pequeño, de su familia y su desempeño académico. Por ello, es importante apoyar a nuestros niños las primeras semanas escolares.

Debemos tener en consideración que las vacaciones cambian los hábitos de los niños: el sueño y la alimentación desordenada, poca disciplina, distintos horarios y se olvidan los hábitos de estudios. Es por esto, que es fundamental que las primeras semanas escolares nos enfoquemos en regular poco a poco el nuevo horario de nuestros niños, para finalmente establecer la rutina diaria.

Es fundamental que los padres se muestren positivos al enfrentar el comienzo de una nueva etapa académica y que les traspasen este positivismo a sus hijos. Es de gran ayuda, que los padres se muestren interesados por conocer los nuevos cambios que hay en la vida del niño, como por ejemplo, que conozcan al profesor jefe y a los nuevos amigos que ha hecho en el curso. A los niños los deja tranquilos saber que sus padres están al tanto de lo nuevo que acontece en su vida y, a la vez, genera mayor comunicación familiar.

Pequeñas consideraciones, como prepararles un Desayuno nutritivo y visiblemente apetitoso, puede transformar la mañana del niño en una mañana llena de energía y alegría. Idealmente, debe ser complementado con una colación agradable para el niño, que a la vez aporte las vitaminas y minerales que necesita para su adecuado funcionamiento.

Para organizar la rutina se recomienda que se cree un horario semanal, en donde el día Viernes en la tarde y los Sábado sean días libres para el niño. Lo ideal es que de Lunes a Viernes, se respete la rutina y los niños tengan instancias diarias para hacer tareas, leer, jugar, ver televisión etc. Los tiempos se asignarán de acuerdo a las necesidades de cada niño y a la situación familiar. Por ejemplo, si es un niño que se desconcentra con facilidad, lo ideal es que estudie en módulos de media hora máximo y tenga recreos para compartir y distraerse.

Es fundamental que todos los integrantes de la familia conozcan la nueva rutina establecida, para que sea más fácil incorporarla y respetarla.

Se recomienda que se incluya a lo menos una comida familia por día, en donde participen todos los integrantes del núcleo familiar y puedan comentar sus días.

Otro factor relevante, es respetar las necesidades de sueño de cada individuo de la familia y acordar una hora determinada en que todos ya tienen que estar en su pieza listos para dormir.

Un ejemplo de rutina aconsejada luego de la jornada escolar completa es:

- Ponerse ropa cómoda y dejar la ropa lista para el día siguiente.
- Relajarse unos minutos y comer una pequeña colación saludable.
- Hacer tareas 30 minutos. Si no hay tareas, repasar materia o reforzar contenidos.
- Dedicarle 2 horas en la tarde a alguna actividad que le guste hacer al niño. Ej: andar en bicicleta, jugar con un amigo o ver televisión.

*En el caso de la Tecnología se recomienda que los niños no están más de 45 minutos diarios viendo T.V o jugando video juegos.

- Dedicarle 30 minutos a la lectura del libro escolar o a la lectura de algún contenido.
- Comer en Familia.
- Rutina de higiene personal y dormir.

Para hacer más entretenida la creación de la rutina escolar, se recomienda utilizar artículos/ incentivos que sean llamativos para los niños, por ejemplo, usar relojes de arena para tomar el tiempo o regalarle una carita feliz por cada logro.

Si decidimos partir el año de forma entusiasta y organizada, nuestros niños se sentirán tranquilos e incentivados para adaptarse de la mejor manera a un nuevo año escolar.




 
Providencia (casa matriz)

Alfredo Barros Errázuriz 1953 - Oficina 403
Metro Estación Pedro de Valdivia
Providencia, Santiago - Chile
Teléfono: 22 411 73 73 | E-mail: centro@terapia.cl



Ver Boletas Electrónicas

Santiago Centro

San Antonio 385 Of. 901 - Santiago Centro
Metro Estación Plaza de Armas
Santiago Centro - Chile
Teléfono: 22 420 19 00 | E-mail: centrosantiago@terapia.cl

Viña del Mar

Avenida Valparaiso 585 Of. 801 - Edificio Plenocentro
Metro Estación Viña del Mar
Viña del Mar - Chile
Teléfono: 32 246 51 20 | E-mail: centrovina@terapia.cl

 

  Centro de Salud Mental | Psicologos Santiago | Psicologos Providencia | Psicologia Valparaiso | Psicologia Viña del Mar | Psicologos Infantiles | Neurologia Adulto | Neurologia Infantil | Terapia Familiar | Terapia de Parejas | Terapia Ocupacional| Deficit Atencional | Deficit Atencional en Adultos | Nutricionista Santiago | Nutricionista Valparaiso |  
  CETEC © 2012 | Todos los derechos reservados - Admin